Mana diarioParasháDonaciónDoctrina Trinidad

 

El Maná de la Torá por Dr Ketriel Blad


Noaj 2-1

Descanso

Génesis 6:9-22

Y así lo hizo Noé; conforme a todo lo que Dios le había mandado, así hizo.

(Gén. 6:22 LBLA)

¿Cuál fue el secreto que salvó a Noaj de la destrucción mundial?

Noaj era un hombre justo, perfecto en su generación. Noaj caminaba con el Todopoderoso. ¿Cómo pudo ser así? Porqué él hacía todo lo que el Eterno le estaba diciendo.

¿Cómo puede un hombre ser justo? – obedeciendo lo que el Todopoderoso diga, como está escrito en Romanos 2:13: “porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los que cumplen la ley, ésos serán justificados.” (LBLA)

¿Cómo puede un hombre ser perfecto? – obedeciendo lo que el Todopoderoso diga, como está escrito en 2 Timoteo 3:16-17: “Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra.” (LBLA)

¿Cómo puede un hombre caminar con el Todopoderoso – obedeciendo lo que el Todopoderoso diga, como está escrito en Juan 14:23b: “El que me ama, obedecerá mi palabra, y mi Padre lo amará, y haremos nuestra vivienda en él.” (NVI)

El Eterno hablaba con Adam. El Eterno hablaba con Javá (Eva). El Eterno hablaba con Caín. El Eterno hablaba con Janoj. El Eterno hablaba con Noaj. El Eterno sigue hablando con todos los hombres de la tierra de muchas maneras diferentes. La manera más concreta cómo habla es que envía su Palabra por medio de su Espíritu. El hombre que está abierto para recibir los mensajes del Eterno los podrá oír. La manera más fácil de recibir su mensaje es por medio de las Escrituras inspiradas, la Biblia. Ahora que tenemos todas las Escrituras, el hombre tiene todo lo que necesita para poder escuchar Su voz a través de ellas, como está escrito en Mateo 22:31a: “Y en cuanto a la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído lo que os fue dicho por Dios.” (LBLA) Lo que está escrito en la Biblia es lo que el Eterno está hablando a nosotros. El que tiene el oído espiritual abierto recibirá palabras personales a la hora de leer y estudiar las Escrituras inspiradas, como está escrito en Mateo 11:15: “El que tiene oídos, que oiga.” (LBLA)

Noaj no tenía la Escritura como nosotros hoy, pero sí tenía su oído espiritual abierto y su mente abierta a los impulsos que venían del cielo. De esta manera podía recibir palabras muy precisas e instrucciones muy concretas sobre la construcción del arca que llegó a ser el medio de salvación para él, su familia y todos los animales. El secreto que salvó a Noaj de la destrucción mundial fue que él escuchaba lo que el Eterno le estaba diciendo, tomó nota de todos los detalles de esos mensajes y luego puso en práctica exactamente, he dicho exactamente, lo que el Eterno le había mandado. Esto llegó a ser su salvación.

Todos los que han perdido sus almas en la historia, todos los que han caído en pecado, todos los que han fracasado en la vida, ha sido por no hacer caso a lo que el Eterno les había dicho.

Querido discípulo de Yeshúa, haz caso a TODO lo que el Eterno te esté diciendo y sé muy minucioso para cumplir en DETALLE lo que el Eterno te mande. Así tendrás tu alma asegurada no sólo en este mundo sino también en el mundo venidero.

Que el Eterno te ayude a ser fiel a lo que te mande,

Ketriel