Mana diarioParasháDonaciónDoctrina Trinidad

 

El Mana de la Tora por Dr Ketriel Blad


Noaj 2-2

Descanso

Génesis 7:1-16

Entonces el SEÑOR dijo a Noé: Entra en el arca tú y todos los de tu casa;porque he visto que sólo tú eres justo delante de mí en esta generación.

(7:1 LBLA)

¿Qué medio de salvación usa el Eterno?

El Eterno era el Salvador de Noaj y los que le acompañan. El arca era el medio de salvación que el Eterno usaba. De la misma manera sucede en este tiempo. El Eterno es el Salvador y el Mesías es el medio de salvación que el Eterno usa. Los que están en el Mesías se salvarán pero los que están fuera del Mesías se perderán en el momento de juicio que vendrá sobre el mundo entero, como está escrito en Mateo 24:37: “Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.” (LBLA)

Los que estarán en el Mesías cuando venga la ira del Todopoderoso sobre este mundo se salvarán y pasarán al mundo venidero.

Ahora, en el texto que nos ocupa en este momento está escrito en el hebreo: “Ven tú y toda tu casa al arca.” Cuando Noaj y su familia fueron llamados a entrar en el arca, el Eterno no los mandó allí sin acompañarlos. Al decir "ven" nos da a entender que él ya estaba en el arca y les estaba esperando.

Lo mismo sucede con el Mesías, el Eterno está en el Mesías Yeshúa y desde allí está llamando al mundo entero a la salvación, como está escrito en 2 Corintios 5:19a: “a saber, que Dios estaba en Mesías reconciliando al mundo consigo mismo.” (LBLA revisada) y 1 Pedro 5:10: “Y después de que hayáis sufrido un poco de tiempo, el Dios de toda gracia, que os llamó a su gloria eterna en el Mesías, El mismo os perfeccionará, afirmará, fortalecerá y establecerá.” (LBLA revisada)

El Eterno entró en el arca para acompañar a Noaj, su familia y todos los animales en ese viaje tan difícil y arriesgado. La presencia del Eterno les aseguró una salida feliz.

El que entra en el Mesías estará siempre acompañado por la presencia del Padre. El que salga del Mesías después de haber entrado estará saliendo de la presencia del Padre. En que no tiene al Hijo tampoco tiene al Padre. “Todo el que niega al Hijo no tiene al Padre; el que reconoce al Hijo tiene también al Padre… El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida.” (1 Jn. 2:23; 5:12 NVI)

No dejes que nadie te engañe diciendo que hay salvación fuera del Mesías Yeshúa. Sólo los que entraron en el arca fueron salvados. De la misma manera sólo los que entran el Mesías Yeshúa se salvarán finalmente. “Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos.” (Hech. 4:12 LBLA)

Asegúrate de que hayas entrado en el Mesías. Allí está el Eterno esperándote para acompañarte en todo el trayecto que te va a llevar de este mundo al mundo venidero. Si no has entrado en el Mesías Yeshúa, puedes hacerlo ahora por medio de arrepentirte y abandonar tus pecados y reconocer su muerte expiatoria como el medio provisto por el Eterno para tu justificación y redención. ¿Crees en tu corazón que HaShem levantó a Yeshúa de los muertos? Entonces confiesa con tu boca y di: “Yeshúa es mi Señor”. Así tu entrarás en el Arca de salvación que el Eterno ha preparado para todo el mundo que abandone los caminos de este mundo y  obedezcan de corazón sus mandamientos.

Que nadie que lea este mensaje se pierda,

Ketriel